miércoles, 31 de diciembre de 2014

Adiós 2014.



Este año fue difícil para mí, afortunadamente ya se acabó y es justo y necesario empezar otra vez, sentir que comenzamos de cero.

2015 te doy la bienvenida con algunas pérdidas en mi vida pero con la convicción de salir adelante y no cometer los mismos errores.

Este año al que sólo le quedan unas pocas  horas se lleva unos cuantos "amigos", promesas, un empleo que me gustaba, pero que ya me tenía un poco cansada y algunos sufrimientos. 

Fue un año cansado, un tiempo de búsqueda y de revelación de verdades, quién se tenía que ir de mi vida lo hizo por su propio pie  y me da la oportunidad de un nuevo comienzo.

Si fueras un genio 2015 y me concedieras deseos, te pediría valor y consciencia para afrontar y superar situaciones que hasta la fecha me siguen afectando.

Abusando de la confianza pediría también un año tranquilo, lleno de salud para mi familia, para ustedes que leen y para mí, y un empleo a la medida de cada uno.

Pido también que gente buena y honesta se cruce por mi camino, gente de la cual pueda aprender y que no se vayan a la primera.

Decepciones siempre vamos a tener en esta vida, pero 2014 fue el año en el que conocí de cerca como es que las personas pueden defraudarte de mil maneras.

De todo se aprende y creo que por un año malo viene otro bueno para compensar las tragedias, así será.

Cierro este año tranquila, después de todo, entendiendo el por qué pasan las cosas en nuestras vidas y por qué tenemos que aprender a sobrellevarlas. 

Agradezco de corazón a las personas que se han quedado conmigo, a las que he conocido y que iniciarán un nuevo año junto a mí.

Les deseo que sea un año nuevo espectacular, donde cumplamos nuestras metas, y donde podamos dejar el pasado atrás para llegar liberados y sin cargas al nuevo comienzo. 

Ahora sí, vámonos a la fiesta, gracias, muchas gracias. 

Feliz Año Nuevo 2015.