lunes, 17 de agosto de 2015

Hermosillo de mi corazón.

Hermosillo de mi corazón 

"Hermosillo era más bonito antes", es una frase que se ha vuelto recurrente en mí, desde hace ya algún tiempo.

Veo la ciudad en donde nací y me duele ver en las condiciones en la que se encuentra, los malditos baches que arruinan las calles, la basura tirada en cualquier esquina y el vandalismo que ha hecho de nuestras áreas públicas un desastre, se ve feo Hermosillo y nos vemos feos nosotros.

Todo lo que pasa en nuestra ciudad es responsabilidad de las autoridades, pero también es nuestra culpa, no tenemos pavimento decente porque no hemos sabido exigir a quien se debe que nos responda adecuadamente y los gobernantes  no han sabido invertir de manera inteligente, ni qué decir de quienes prefieren echarse el dinero del erario a sus bolsas.

La ciudad me duele y sufro al recordar que antes teníamos más árboles, más zonas verdes de verdad y no pasto sintético, que si bien sirve para darle otro aspecto a algunas áreas, no nos da oxígeno.

No entiendo quién será el o los ocurrentes de planear una ciudad sin árboles, una ciudad  que en poco tiempo podría ser inhabitable por la falta de agua y oxigeno.

Extraño lugares como el parque de Villa de Seris antes de que existiera musas, iba ahí con mis hermanos y nos sentíamos en un pequeño bosque, ahora está ese elefante blanco y  árboles secos que dejaron ahí a su suerte.

¿Dónde están los árboles de naranjas que propiamente le dieron nombre a nuestro equipo de béisbol? Debían llamarse los Cementeros de Hermosillo o algo más acorde a la ciudad, a lo mejor algún nombre relacionado a los baches también podría funcionar.

Me acuerdo mucho del parque Madero, con grandes árboles que aún existen, sin embargo fueron talados algunos durante el proyecto de rehabilitarlo, proyecto en el
que se olvidaron de darle un buen mantenimiento, todo se queda en el olvido.

El problema de la basura en las calles es serio también, no es posible que aún se vean personas en plenos bulevares arrojando basura desde sus carros al pavimento, ¿qué tendrán en la cabeza?

Muchos no saben cómo reaccionar cuando ven a alguien tirando basura en la calle o rayando bardas, yo personalmente he llamado la atención a ese tipo de gente inconsciente, he corrido con suerte y se apenan por su actuar, pero es posible que alguien no lo tomé de esa manera y algún día me toque alguna mentada de madre y la verdad no me importaría.

Me gustaría que las personas, en especial los jóvenes, adoptarán una nueva forma de ver y proteger el medio ambiente, debemos aprender a cuidar y valorar lo que tenemos, porque a fin de cuentas y aunque no lo creamos, toda la ciudad es nuestra.